Skip to main content

              Cada año, en el marco de las celebraciones por el Día del Trabajador y Trabajadora Fiscal, realizamos la entrega de medallas a la trayectoria a aquellos compañeros y compañeras que cumplen 20, 25, 30 y 50 años de antigüedad en nuestro organismo. Este evento tiene por objetivo homenajearlos y reconocer el compromiso y trabajo de cada uno de ellos con su labor diaria al servicio de la Nación recaudando y fiscalizando para que todos los ciudadanos y ciudadanas puedan acceder a la salud, educación, seguridad, vivienda y demás acciones que le corresponden a un Estado que busca el bien común.

              Motivados por la nueva realidad que nos atraviesa en este momento, buscamos seguir estando cerca de nuestros afiliados y afiliadas. No poder realizar la fiesta de entrega de medallas tradicional, nos obligó a pensar otras alternativas para encontrarnos.

              Finalmente, logramos ir a los domicilios de algunos compañeros y compañeras que estaban trabajando desde sus casas, aprovechamos para vernos, charlar y escucharlos. Concurrimos a algunas de las agencias realizando pequeños encuentros respetando las normas de prevención sanitarias. Hacer llegar a cada domicilio o a cada lugar de trabajo la medalla es algo que todos los afiliados agasajados se merecían. Intentamos llegar a cada lugar para seguir estando en contacto, seguir escuchándolos y seguir agradeciéndoles el compromiso y el esfuerzo para con nuestra organización. Con este acto, como cada año, reconocimos su trayectoria valorando que sean trabajadores de la actividad fiscal y parte de un organismo clave para el desarrollo de nuestro país.