Nos ocupa una agenda pendiente

En el día de la fecha, nos hemos reunido la Mesa Directiva Nacional en plenario con los Secretarios Generales de las dieciocho seccionales del país a los efectos de continuar tratando, no solo la problemática general del organismo, en cuanto a cuestiones gremiales y laborales, sino en otras de carácter específico de nuestra AFIP, que terminan afectando el interés general de los trabajadores, la ciudadanía y nuestros intereses en particular como trabajadores del mismo.

Es en este marco y referenciándonos en documentos anteriores de este mismo plenario, nos preocupa la “agenda pendiente” de una gran cantidad de temas que el Administrador Federal saliente no solo no ha resuelto a lo largo de sus dos años de gestión, sino que ha deteriorado la situación y se han profundizado los problemas. Esto por una actitud improductiva de resistirse a tratar los temas en una mesa de diálogo permanente con los trabajadores.

Nos alerta que en el marco general de la reforma del estado, la AFIP se haya transformado por un simple decreto en un organismo “descentralizado” y las consecuencias que esto conlleva en la operatividad, funcionalidad y financiamiento de la misma. Esta situación trae aparejados gran cantidad rumores e incertidumbre en el personal sobre reestructuras, las funciones y facultades que podría perder el organismo, la delegación de tareas en consultoras externas y servicios jurídicos, y la injerencia del ministerio de modernización, que sin dar conocimiento cabal de su accionar, se encuentra recabando información institucional por todas nuestras oficinas.

Existen situaciones relacionadas a casos de alta repercusión pública, mediática y política que han generado graves perjuicios para la institución en general y para nuestros trabajadores en particular. Casos de allanamientos, procesamientos, embargos y otras consecuencias que están quebrando la confianza de los trabajadores con la estructura de la AFIP. Estas son en muchos casos generadas y alentadas irresponsablemente por funcionarios del propio organismo que buscan objetivos ajenos a la institución. No permitiremos que este “nuevo” accionar se legitime y naturalice como una práctica habitual y permanente.

Entendiendo que comienza otra etapa en la gestión de nuestra AFIP, nos predisponemos nuevamente al diálogo, sabiendo que somos, fuimos y seremos los trabajadores los verdaderos artífices del funcionamiento del máximo Organismo recaudador del país.

Buenos Aires, 19 de abril de 2018.

PLENARIO DE SECRETARIOS GENERALES
MESA DIRECTIVA NACIONAL