No vamos a pagar la fiesta de los especuladores y el fracaso de las políticas económicas

En los últimos días los trabajadores nos encontramos repentinamente frente a una evidente, burda y difamante campaña mediática desatada en los medios masivos de comunicación, contaminando a la opinión pública con falsedades notablemente guionadas sobre nuestros salarios y sobre nuestras funciones reales.

Esta maniobra tiene por finalidad intentar tergiversar la realidad con el fin de legitimar y llevar adelante un fuerte plan de ajuste sobre el presupuesto y el achique del organismo.
Por estos días deberíamos estar discutiendo una recomposición salarial y varios temas que hacen a la funcionalidad del organismo. El silencio oficial comienza a ser una definición en si misma y es por esta sensible situación que cada uno de los trabajadores nos veremos obligados a defender lo que conquistamos en tantos años de sacrificios.

También por estos días estamos esperando nuevas estrategias de trabajo para fiscalizar, recaudar, combatir el trabajo en negro y a los grandes evasores en nuestro país. El silencio oficial y la falta de innovación también nos preocupan como trabajadores. Porque tenemos formación y pertenencia no solo a nuestro organismo sino al presente y al futuro del país que ayudamos a construir cada día.

Sabrá el Administrador que ésta es su función principal al frente del Organismo? Se lo nota muy entretenido en rondas de conocimiento con empleados delineando solapadamente el “sobredimensionamiento” de nuestros salarios y los derechos de nuestro Convenio Colectivo.

Nos resulta muy llamativo que esta avanzada mediática sea en contra de los trabajadores de dos organismos estratégicos del estado, AFIP y BANCO CENTRAL. Parecieran organismos gestionados por funcionarios que solo cuidan intereses particulares de los sectores concentrados de la economía y los dedicados a la especulación financiera.

La vuelta al FMI es consecuencia de las malas decisiones en estos organismos y tienen un costo altísimo que termina pagando la sociedad en su conjunto. Esperamos que no profundicen con improvisación y desconocimiento la realidad que vive el país.

COMPAÑEROS: No seremos los trabajadores los que paguemos la fiesta de unos pocos, ni vamos a compensar con nuestro esfuerzo y el de nuestras familias el egoísmo de los que se llevan la riqueza y nunca aportan al crecimiento del país.

ANTE ESTA REALIDAD LOS TRABAJADORES NOS ENCONTRAMOS EN ESTADO DE ALERTA Y NOS VAMOS A EXPRESAR CON CONTUNDENCIA.

Ciudad de Buenos Aires, 29 de mayo de 2018.

COMISION DIRECTIVA

GASTÓN LANGLOIS
SECRETARIO ADJUNTO
PABLO FLORES
SECRETARIO GENERAL